este adorable gato, cuyo nombre es Buddy, estaba tan emocionado cuando notó por primera vez que su mamá humana estaba embarazada. Es bastante obvio que Buddy, el gato, no podía esperar para ver a su pequeño humano.

Siempre se acostaba sobre la barriga de su mamá y parecía que ya se estaba comunicando con el bebé.

“A Buddy le encantaba acostarse sobre mi vientre. Él empezaba a ronronear y ella se frotaba contra el lugar donde él estaba acostado. ¡Le encantaba el ronroneo! Todavía le encanta recostar su cabeza sobre él cuando ronronea”, escribió la madre de Buddy.

Buddy finalmente vio a su hermana humana. y nadie puede negar que ambos son adorables

aqui estan amigo

Después de muchos meses, Buddy y su hermana siguen siendo inseparables.

Incluso hasta ahora, este dulce dúo realmente se ama y se atesora.

¡Son realmente BFF!